sábado, 19 de enero de 2008

Agoniza Patricia...

Hoy en Chile, agoniza una mujer mapuche.


Patricia Troncoso, presa política mapuche recluida en el centro penitenciario de la ciudad de Victoria, comenzó a partir del 12 de Octubre una huelga de hambre liquida indefinida, y tras más de cien días de mantenerla, hoy se encuentra en un estado de salud, muy delicado.

Estudiando de teología en el instituto de ciencias religiosas de la Universidad Católica de Valparaíso, fue aproximándose de manera solidaria a las comunidades mapuche, y con el correr del tiempo, su compromiso la llevó a convivir con su pueblo originario, conoció la vida del campo, la miseria, el sufrimiento, la discriminación y la opresión del pueblo mapuche, se acercó a la naturaleza, se reencontró con sus antepasados, se sintió digna de ser parte de un movimiento que busca la dignificación y liberación del pueblo mapuche.

Este viernes, Patricia escribió su último comunicado desde el hospital donde había sido internada contra su voluntad.

Aquí me encuentro peleando contra el estado opresor al igual que ustedes…
Cada día y cada noche, no con mi fuerza sino con la fuerza y garra que ustedes me dieron.

Queridos Lamien, ¿De que se nos puede acusar? ¿De que somos culpables?, si solo hemos buscado tener justicia, la que siempre el invasor nos negó…


¿De que se nos acusa entonces?, de no ceder ante la soberbia del que hoy nos golpea, nos asesina y nos encarcela.


Cada uno de nosotros, no ha perdido la memoria,


Cada uno de nosotros ha resistido a lo largo de los años, la explotación y el despojo


Cada uno de nosotros sigue sintiendo desde su interior, la voz del abuelo, de la abuela, que nos contó como ocurrieron los saqueos.


Cada uno de nosotros, tiene hoy motivo para seguir resistiendo y seguir luchando. Con la bravura de los konas antiguos, con su lealtad, su valentía y también con su sabiduría.


Cada uno de nosotros tiene una responsabilidad, la responsabilidad de defender a todos los que generosamente luchan para apoyar al Pueblo Nación-Mapuche a las comunidades y a todo el pueblo pobre y explotado.


Animo, sigamos adelante, más unidos que nunca para defender nuestros derechos de tierra y libertad.


Weuwain pu lamien, Newen pu lamien


Donde hay coligües [cañas], coligües nacerán,

si cae uno, diez se levantarán…

AMULEPE TAIÑ WEICHAN

MARRICHIWEU

Lamien Chepa.
Desde el Hospital de Chillan
17 De Enero 2007


--->

<---
Video con declaraciones del papá de Patricia.


Pero... ¿por qué la huelga de hambre? Cuentan las organizaciones mapuche, que Patricia en un primer momento fue acusada de incendio y amenazas terroristas en contra del latifundista Juan Agustín Figueroa, causa de la cual ha sido absuelta en dos oportunidades. También es acusada de pertenecer a la asociación ilícita terrorista de la que es acusada la Coordinadora Arauco Malleco, causa de la cual fue absuelta también, tras siete meses de detención preventiva.

A pesar de llevar más de un año encarcelada, y de haberse dictaminado su inocencia, se la mantiene privada de libertad mediante medidas tomadas por la fiscalía que solo tienen el fin de dilatar el proceso y mantener más tiempo a los líderes del movimiento mapuche en la cárcel. Se la acusa ahora del incendio al Fundo Poluko Pidenko, y por asociación ilícita terrorista, caso que fue cerrado hace varios meses, pero cuya audiencia de preparación de juicio ha sido pospuesta en 5 oportunidades, en una estrategia del gobierno y el ministerio público que ha sido interpretada como la intensión de dilatar el proceso, mermando al máximo el estado físico y psicológico de los presos políticos mapuche, y de atemorizar a las comunidades que se movilizan por sus derechos

Muchos otros presos políticos mapuche, están sometidos a procesos y dilaciones semejantes, algunos de ellos con problemas delicados de salud, tales como Mireya Figueroa, Juan Antonio Colihuinca, Juan Patricio Marileo Saravia, y José Cariqueo Saravia, recluidos en las cárceles de Temuco y Angol.

1 comentario:

Yosmary dijo...

Hola Pedro Pati es un ejemplo... hasta cuándo van a dejar que siga en vez de escuchar y resolver los problemas. Allí es donde uno ve que clase de gobierno tiene Chile.

Saludos!