viernes, 31 de agosto de 2007

El subcomandante Marcos en sus propias palabras...

Sería homosexual en San Francisco, negro en Sudáfrica, asiático en Europa, Chicano en San Isidro, anarquista en España, palestino en Israel, indio Maya en las calles de San Cristóbal, miembro de la mafia en Niza, judío en la Alemania nazi, un ómbudsman [defensor del pueblo] en el Ministerio de Defensa, un comunista tras la guerra fría, un artista sin galería que le exponga, pacifista en Bosnia, ama de casa sola un sábado en la noche en cualquier vecindario de cualquier ciudad mexicana, huelguista en CTM, reportero sin historias con las que llenar las páginas traseras, una mujer sola en el metro a las diez de la noche, un jornalero sin tierra, un parado... un estudiante inconformista, un disidente de la economía de mercado, un escritor sin libros o lectores y, por supuesto, un zapatista en las sierras del sureste de México. Por ello Marcos es un ser humano, cualquier ser humano del mundo. Marcos son todas las minorías explotadas, marginadas y oprimidas resistiendo y clamando: "¡Basta ya!".


El texto lo tomé de aquí.

Casa tomada...

La foto la tomé de aquí.

Caro comparte el videito de YouTube en su blog...

Yo lo coloco acá también... (¿Yo loco loco?)




Julio Cortázar


Nos gustaba la casa porque aparte de espaciosa y antigua (hoy que las casas antiguas sucumben a la mas ventajosa liquidación de sus materiales) guardaba los recuerdos de nuestros bisabuelos, el abuelo paterno, nuestros padres y toda la infancia.

Nos habituamos Irene y yo a persistir solos en ella, lo que era una locura pues en esa casa podían vivir ocho personas sin estorbarse. Hacíamos la limpieza por la mañana, levantándonos a las siete, y a eso de las once yo le dejaba a Irene las ultimas habitaciones por repasar y me iba a la cocina. Almorzábamos al mediodía, siempre puntuales; ya no quedaba nada por hacer fuera de unos platos sucios. Nos resultaba grato almorzar pensando en la casa profunda y silenciosa y como nos bastábamos para mantenerla limpia. A veces llegábamos a creer que era ella la que no nos dejo casarnos. Irene rechazo dos pretendientes sin mayor motivo, a mi se me murió María Esther antes que llegáramos a comprometernos. Entramos en los cuarenta años con la inexpresada idea de que el nuestro, simple y silencioso matrimonio de hermanos, era necesaria clausura de la genealogía asentada por nuestros bisabuelos en nuestra casa. Nos moriríamos allí algún día, vagos y esquivos primos se quedarían con la casa y la echarían al suelo para enriquecerse con el terreno y los ladrillos; o mejor, nosotros mismos la voltearíamos justicieramente antes de que fuese demasiado tarde.

Irene era una chica nacida para no molestar a nadie. Aparte de su actividad matinal se pasaba el resto del día tejiendo en el sofá de su dormitorio. No se porque tejía tanto, yo creo que las mujeres tejen cuando han encontrado en esa labor el gran pretexto para no hacer nada. Irene no era así, tejía cosas siempre necesarias, tricotas para el invierno, medias para mi, mañanitas y chalecos para ella. A veces tejía un chaleco y después lo destejía en un momento porque algo no le agradaba; era gracioso ver en la canastilla el montón de lana encrespada resistiéndose a perder su forma de algunas horas. Los sábados iba yo al centro a comprarle lana; Irene tenía fe en mi gusto, se complacía con los colores y nunca tuve que devolver madejas. Yo aprovechaba esas salidas para dar una vuelta por las librerías y preguntar vanamente si había novedades en literatura francesa. Desde 1939 no llegaba nada valioso a la Argentina. Pero es de la casa que me interesa hablar, de la casa y de Irene, porque yo no tengo importancia. Me pregunto qué hubiera hecho Irene sin el tejido. Uno puede releer un libro, pero cuando un pullover está terminado no se puede repetirlo sin escándalo. Un día encontré el cajón de abajo de la cómoda de alcanfor lleno de pañoletas blancas, verdes, lila. Estaban con naftalina, apiladas como en una mercería; no tuve valor para preguntarle a Irene que pensaba hacer con ellas. No necesitábamos ganarnos la vida, todos los meses llegaba plata de los campos y el dinero aumentaba. Pero a Irene solamente la entretenía el tejido, mostraba una destreza maravillosa y a mi se me iban las horas viéndole las manos como erizos plateados, agujas yendo y viniendo y una o dos canastillas en el suelo donde se agitaban constantemente los ovillos. Era hermoso.

Cómo no acordarme de la distribución de la casa. El comedor, una sala con gobelinos, la biblioteca y tres dormitorios grandes quedaban en la parte mas retirada, la que mira hacia Rodríguez Peña. Solamente un pasillo con su maciza puerta de roble aislaba esa parte del ala delantera donde había un baño, la cocina, nuestros dormitorios y el living central, al cual comunicaban los dormitorios y el pasillo. Se entraba a la casa por un zaguán con mayólica, y la puerta cancel daba al living. De manera que uno entraba por el zaguán, abría la cancel y pasaba al living; tenía a los lados las puertas de nuestros dormitorios, y al frente el pasillo que conducía a la parte mas retirada; avanzando por el pasillo se franqueaba la puerta de roble y mas allá empezaba el otro lado de la casa, o bien se podía girar a la izquierda justamente antes de la puerta y seguir por un pasillo mas estrecho que llevaba a la cocina y el baño. Cuando la puerta estaba abierta advertía uno que la casa era muy grande; si no, daba la impresión de un departamento de los que se edifican ahora, apenas para moverse; Irene y yo vivíamos siempre en esta parte de la casa, casi nunca íbamos más allá de la puerta de roble, salvo para hacer la limpieza, pues es increíble como se junta tierra en los muebles. Buenos Aires será una ciudad limpia, pero eso lo debe a sus habitantes y no a otra cosa. Hay demasiada tierra en el aire, apenas sopla una ráfaga se palpa el polvo en los mármoles de las consolas y entre los rombos de las carpetas de macramé; da trabajo sacarlo bien con plumero, vuela y se suspende en el aire, un momento después se deposita de nuevo en los muebles y los pianos.

Lo recordaré siempre con claridad porque fue simple y sin circunstancias inútiles. Irene estaba tejiendo en su dormitorio, eran las ocho de la noche y de repente se me ocurrió poner al fuego la pavita del mate. Fui por el pasillo hasta enfrentar la entornada puerta de roble, y daba la vuelta al codo que llevaba a la cocina cuando escuché algo en el comedor o en la biblioteca. El sonido venia impreciso y sordo, como un volcarse de silla sobre la alfombra o un ahogado susurro de conversación. También lo oí, al mismo tiempo o un segundo después, en el fondo del pasillo que traía desde aquellas piezas hasta la puerta. Me tire contra la pared antes de que fuera demasiado tarde, la cerré de golpe apoyando el cuerpo; felizmente la llave estaba puesta de nuestro lado y además corrí el gran cerrojo para más seguridad.

Fui a la cocina, calenté la pavita, y cuando estuve de vuelta con la bandeja del mate le dije a Irene:

-Tuve que cerrar la puerta del pasillo. Han tomado parte del fondo.
Dejó caer el tejido y me miró con sus graves ojos cansados.
-¿Estás seguro?
Asentí.
-Entonces -dijo recogiendo las agujas- tendremos que vivir en este lado.

Yo cebaba el mate con mucho cuidado, pero ella tardó un rato en reanudar su labor. Me acuerdo que me tejía un chaleco gris; a mi me gustaba ese chaleco.

Los primeros días nos pareció penoso porque ambos habíamos dejado en la parte tomada muchas cosas que queríamos. Mis libros de literatura francesa, por ejemplo, estaban todos en la biblioteca. Irene pensó en una botella de Hesperidina de muchos años. Con frecuencia (pero esto solamente sucedió los primeros días) cerrábamos algún cajón de las cómodas y nos mirábamos con tristeza.

-No está aquí.

Y era una cosa mas de todo lo que habíamos perdido al otro lado de la casa.

Pero también tuvimos ventajas. La limpieza se simplificó tanto que aun levantándose tardísimo, a las nueve y media por ejemplo, no daban las once y ya estábamos de brazos cruzados. Irene se acostumbró a ir conmigo a la cocina y ayudarme a preparar el almuerzo. Lo pensamos bien, y se decidió esto: mientras yo preparaba el almuerza, Irene cocinaría platos para comer fríos de noche. Nos alegramos porque siempre resultaba molesto tener que abandonar los dormitorios al atardecer y ponerse a cocinar. Ahora nos bastaba con la mesa en el dormitorio de Irene y las fuentes de comida fiambre.

Irene estaba contenta porque le quedaba mas tiempo para tejer. Yo andaba un poco perdido a causa de los libros, pero por no afligir a mi hermana me puse a revisar la colección de estampillas de papa, y eso me sirvió para matar el tiempo. Nos divertíamos mucho, cada uno en sus cosas, casi siempre reunidos en el dormitorio de Irene que era más cómodo. A veces Irene decía:

-Fijate este punto que se me ha ocurrido. ¿No da un dibujo de trébol?

Un rato después era yo el que le ponía ante los ojos un cuadradito de papel para que viese el mérito de algún sello de Eupen y Malmédy. Estábamos bien, y poco a poco empezábamos a no pensar. Se puede vivir sin pensar.

(Cuando Irene soñaba en alta voz yo me desvelaba en seguida. Nunca pude habituarme a esa voz de estatua o papagayo, voz que viene de los sueños y no de la garganta. Irene decía que mis sueños consistían en grandes sacudones que a veces hacían caer el cobertor. Nuestros dormitorios tenían el living de por medio, pero de noche se escuchaba cualquier cosa en la casa. Nos oíamos respirar, toser, presentíamos el ademán que conduce a la llave del velador, los mutuos y frecuentes insomnios.

Aparte de eso todo estaba callado en la casa. De día eran los rumores domésticos, el roce metálico de las agujas de tejer, un crujido al pasar las hojas del álbum filatélico. La puerta de roble, creo haberlo dicho, era maciza. En la cocina y el baño, que quedaban tocando la parte tomada, nos poníamos a hablar en vos mas alta o Irene cantaba canciones de cuna. En una cocina hay demasiados ruidos de loza y vidrios para que otros sonidos irrumpan en ella. Muy pocas veces permitíamos allí el silencio, pero cuando tornábamos a los dormitorios y al living, entonces la casa se ponía callada y a media luz, hasta pisábamos despacio para no molestarnos. Yo creo que era por eso que de noche, cuando Irene empezaba a soñar en alta voz, me desvelaba en seguida.)

Es casi repetir lo mismo salvo las consecuencias. De noche siento sed, y antes de acostarnos le dije a Irene que iba hasta la cocina a servirme un vaso de agua. Desde la puerta del dormitorio (ella tejía) oí ruido en la cocina; tal vez en la cocina o tal vez en el baño porque el codo del pasillo apagaba el sonido. A Irene le llamo la atención mi brusca manera de detenerme, y vino a mi lado sin decir palabra. Nos quedamos escuchando los ruidos, notando claramente que eran de este lado de la puerta de roble, en la cocina y el baño, o en el pasillo mismo donde empezaba el codo casi al lado nuestro.

No nos miramos siquiera. Apreté el brazo de Irene y la hice correr conmigo hasta la puerta cancel, sin volvernos hacia atrás. Los ruidos se oían mas fuerte pero siempre sordos, a espaldas nuestras. Cerré de un golpe la cancel y nos quedamos en el zaguán. Ahora no se oía nada.

-Han tomado esta parte -dijo Irene. El tejido le colgaba de las manos y las hebras iban hasta la cancel y se perdían debajo. Cuando vio que los ovillos habían quedado del otro lado, soltó el tejido sin mirarlo.

-¿Tuviste tiempo de traer alguna cosa? -le pregunté inútilmente.
-No, nada.

Estábamos con lo puesto. Me acordé de los quince mil pesos en el armario de mi dormitorio. Ya era tarde ahora.

Como me quedaba el reloj pulsera, vi que eran las once de la noche. Rodeé con mi brazo la cintura de Irene (yo creo que ella estaba llorando) y salimos así a la calle. Antes de alejarnos tuve lástima, cerré bien la puerta de entrada y tiré la llave a la alcantarilla. No fuese que algún pobre diablo se le ocurriera robar y se metiera en la casa, a esa hora y con la casa tomada.

Te doy una canción...







(Silvio Rodríguez)


Cómo gasto papeles recordándote,
cómo me haces hablar en el silencio,
cómo no te me quitas de las ganas
aunque nadie me ve nunca contigo.
Y cómo pasa el tiempo que de pronto son años
sin pasar tú por mí, detenida

Te doy una canción si abro una puerta
y de las sombras sales tú.
Te doy una canción de madrugada,
cuando más quiero tu luz.
Te doy una canción cuando apareces
el misterio del amor,
y si no lo apareces no me importa:
yo te doy una canción.

Si miro un poco afuera me detengo:
la ciudad se derrumba y yo cantando,
la gente que me odia y que me quiere
no me va a perdonar que me distraiga.
Creen que lo digo todo, que me juego la vida,
porque no te conocen ni te sienten.

Te doy una canción y hago un discurso
sobre mi derecho a hablar.
Te doy una canción con mis dos manos,
con las mismas de matar.
Te doy una canción y digo: “Patria”,
y sigo hablando para ti.
Te doy una canción como un disparo,
como un libro, una palabra, una guerrilla:
como doy el amor.

(1970)


miércoles, 29 de agosto de 2007

Muchas instrucciones... (ezln)

INSTRUCCIONES PARA DESPEDIRSE

No mire hacia atrás. Suele bastar con eso...


INSTRUCCIONES PARA MEDIR EL SILENCIO

Basta con los suspiros. Pero no los cuente, el resultado suele ser desalentador.


INSTRUCCIONES PARA LAS LÁGRIMAS

Forme un cuenco con las manos, deposite las lágrimas una a una. Lleno el cuenco, vacíelo en un paraje extraño y forme tantos mares como sea necesario. Bautice los mares con nombres apocalípticos y hermosos. Evite las obviedades como "Mar Amargo" y "Mar de las Penas y los Gozos". "Mar Árbol", "Mar Sol", "Mar Sombrero" y nombres parecidos son los más indicados.



Foto de azem.

Textos del EZLN.


Sin pelos en la lengua... NO AL TLC

Costa Rica sigue en pié de lucha contra el imperialismo trasnacional y sus tratados de "libre" comercio. Y en esa lucha surge del poder creativo del pueblo, hermosas formas de poesía humanizadora. Como este dibujo de Olman Bolaños, que publicó hace días Alejandra en el blog de SEFCA (Servicios Ecuménicos de Formación Cristiana), o la poesía de Álvaro Villegas, que declamó Linneth Campos, de 12 años, y que logró enojar al presidente Óscar Arias y a los ministros que lo acompañaban.

Los invito a que se mantengan al tanto del inminente desenlace de este proceso de lucha, a través del blog Sin pelos en la lengua... NO AL TLC, en el que participa mi amiga haijín Tsubame.





GRITOS DE LA PAMPA
por *Alvaro Villegas,*

declamada por niña*: Linneth Campos*

De las bajuras vengo y traigo
en el puro cacaste la cepa de nicoyano
y el espíritu de Guanacaste.
Como llanero de cepa sé de angustias y tristezas,
de la gente humilde de esta Pampa Guanacasteca.
Por los tiempos de julio me agarra la pensadera,
si la mentada anexión no fue pura reculadera.
Es que la pura verdad,
ya sin pelos en la lengua Guanacaste con todas sus grandezas,
atilinta penas, miserias y tristezas".

No soy montador, tampoco sabanero,
arriao fui a la tapizca y a la socola como toro matrero,
pero arrecho al café con tamal y a la cuajada con tortilla,
ojalá saliendito del comal.

Pero, pa'que tantos brincos
estando el suelo parejo,
a lo que vine vine y a lo que voy voy.

Crecí, a orillas del río Tempisque,
donde las aguas cristalinas inundaban los maizales y los arrozales,
donde abundaba el cardumen de guapotes y barbudos.

Y al clarear la madrugada, s
e escuchaba el grito del boyero,
acompañado del chillar de las carretas,
que cargadas de arena, iban por el sendero.

El río, traía agua bendita
y simbolizaba la vida del campesino guanacasteco,
pero toda dicha se acaba,
las voluntades se compran y por permisos oficiales,
corren en el Tempisque aguas negras y agroquímicos.

Y en mal agradecimiento a la bondad de la madre naturaleza,
destructivas maquinarias extraen la arena,
estrechando en competencia sin igual,
a los areneros artesanos y destruyendo la vegetación.

Cómplices los municipios,
que callan la explotación desmedida,
de las costas y de la fértil llanura.
Sus silencios como el vuelo de mariposas,
favorecen que las empresas turísticas y agrícolas,
causen la destrucción del ambiente,
que con fines de lucro y egoístas,
alteran la vida de las familias guanacastecas.

Al atardecer, admiro la hermosura de la llanura.
No soy bueno al pretal ni a la vaqueta, pero llevo sangre guanacasteca.

Clamo en estos versos,
por la justicia social en mi tierra,
tierra caliente con sabor a pampa,
donde pocos tienen mucho y muchos no tienen nada,
mientras los políticos amasan fortunas exageradas,
jodiendo al pueblo con sus mentiras y marrulladas.

En noches de luna llena,
con sentimiento añoro la melodía de la marimba,
del juco y el quijongo,
testigos mudos de las penas del guanacasteco,
en las parrandas y coyoleras.

Y al amanecer,
el grito del sabanero que iba de vaquiada,
anunciando que ya empieza su dura jornada,
para demostrar su destreza y bravura.

Y escucho el grito del Dr. Vargas,
con cinco mil campesinos,
rompiendo el silencio de la bajura,
clamando por la confraternidad guanacasteca,
en esta pampa,
donde las costas y demás riquezas naturales,
son acaparadas por los políticos y los inversionistas extranjeros.

Mientras tanto,
vida dura como el corozo,
lleva el legítimo criollo,
el guanacasteco de cepa,
que desde el alba hasta la puesta del sol,
dobla su espalda en el jornal,
con la esperanza de que sus retoños tengan un mejor amanecer.

Como cruel injusticia la pobreza golpea con fuerza en la provincia,
desde la altura hasta la bajura y el pueblo la enfrenta con desesperación,
abriéndole llagas de hambre en el corazón.

Que los proyectos turísticos, son la solución,
dicen los gobernantes,
que crecerá el empleo y mejorara la situación.
Pero en este pueblo de paz y de trabajo,
como plaga dañina, crecerá también la delincuencia y la corrupción.

Y pa'qué desarrollo turístico,
si las empresas no son de los guanacastecos
y si además a la mayoría del pueblo, no le sobra la plata,
para fachentear como turistas en los hoteles cercanos al mar.
Guanacaste, Guanacaste,
provincia que se anexó a Costa Rica por su propia voluntad,
es un paraíso natural que despierta la codicia del imperialismo.
Antes el latifundismo,
luego la explotación del criollo en las minas y haciendas ganaderas,
ahora la explotación turística,
absorbida por la inversión extranjera.

Guanacaste, mi tierra,
tierra bañada en agua bendita por el Cristo de Esquipulas,
La Virgen de Guadalupe y San Caralampio,
tierra de hombres de trabajo, que con sudor han hecho florecer la pampa.

Por qué tienes que ser jineteada,
si con tu anexión has engrandecido a Costa Rica;
ampliaste su geografía,
enriqueciste su folclor y das sustento a su economía.

Desde la anexión, recibes trato inmerecido,
mancillándote en cada 25 de julio,
con discursos floridos llenos de promesas y proyectos no cumplidos,
mientras el pueblo sigue jodido viviendo en tugurios y empobrecido.

Despierta hermano guanacasteco,
despierta tu espíritu indómito,
suéltate el bozal, quítate la talmeca,
demuestra tu coraje y altivez Chorotega,
toma las riendas del potro chúcaro y domina el toro cimarrón del
imperialismo,
luego rájate tus bombas y retahílas,
como un reto lleno de hombría y bailando alegres la yegüita,
nos vamos a tomar chicheme a La Cofradía.

¡Hey, bajuras húmedas, carajo!
Viva Guanacaste, viva nuestra provincia.

Vivan los cantones de la altura y vivan los cantones de la bajura.


Mujeres en la historia del cine



No soy para nada farandulero... Pero este videito que comparte Juliana en Ciberescrituras, sobre rostros de mujeres en la historia del cine, me pareció interesante... Quise compartirlo...

Están Mary Pickford, Lillian Gish, Gloria Swanson, Marlene Dietrich, Norma Shearer, Ruth Chatterton, Jean Harlow, Katharine Hepburn, Carole Lombard, Bette Davis, Greta Garbo, Barbara Stanwyck, Vivien Leigh, Greer Garson, Hedy Lamarr, Rita Hayworth, Gene Tierney, Olivia de Havilland, Ingrid Bergman, Joan Crawford, Ginger Rogers, Loretta Young, Deborah Kerr, Judy Garland, Anne Baxter, Lauren Bacall, Susan Hayward, Ava Gardner, Marilyn Monroe, Grace Kelly, Lana Turner, Elizabeth Taylor, Kim Novak, Audrey Hepburn, Dorothy Dandridge, Shirley MacLaine, Natalie Wood, Rita Moreno, Janet Leigh, Brigitte Bardot, Sophia Loren, Ann Margret, Julie Andrews, Raquel Welch, Tuesday Weld, Jane Fonda, Julie Christie, Faye Dunaway, Catherine Deneuve, Jacqueline Bisset, Candice Bergen, Isabella Rossellini, Diane Keaton, Goldie Hawn, Meryl Streep, Susan Sarandon, Jessica Lange, Michelle Pfeiffer, Sigourney Weaver, Kathleen Turner, Holly Hunter, Jodie Foster, Angela Bassett, Demi Moore, Sharon Stone, Meg Ryan, Julia Roberts, Salma Hayek, Sandra Bullock, Julianne Moore, Diane Lane, Nicole Kidman, Catherine Zeta-Jones, Angelina Jolie, Charlize Theron, Reese Witherspoon, y Halle Berry. La música es el Preludio de la Suite para Solo de Chello No. 1 en G Major, BWV 1007 interpretado por Yo-Yo Ma.

Devastación en el sur de Líbano...


La foto de Sonnieboy, muestra una imagen de la guerra en el sur del Líbano que contrasta la dimensión mediática y televisiva, con la real.

Hernán Zin comparte en su blog Viaje a la Guerra, un video tomado por él al recorrer el sur de Líbano, en octubre del año pasado, después de la guerra entre Israel y el Líbano, que se extendió entre el 12 de junio y el 14 de agosto del año pasado. Más de mil vidas y el desplazamiento de cientos de miles de refugiados fue el costo que pagó el pueblo libanés.

Cuenta Hernán que lo que encontró lo conmovió profundamente y le hizo sentir indignación, dolor. ¿Cómo Israel, con el permiso del "mundo desarrollado", golpea de semejante manera a la población civil? La campaña de castigo colectivo se extendió y magnificó sobre el Líbano, sin distinción entre combatientes y no combatientes, entre chiíes, drusos, cristianos o sunníes. Todos pagaron por el secuestro de Hezbolá de dos soldados en la frontera.


sábado, 25 de agosto de 2007

30 de junio de 1520: Teocalhueyacan. «La Noche Triste»



Hernán Cortés pasa revista a los pocos sobrevivientes de su ejército, mientras la Malinche cose las banderas rotas.

Tonochtitlán ha quedado atrás. Atrás ha quedado la columna de humo que echó por la boca el volcán Popocatépetl, como diciendo adiós, y que no había viento que pudiera torcer.

Los aztecas han recuperado su ciudad. Las azoteas se erizaron de arcos y lanzas y la laguna se cubrió de canoas en pelea. Los conquistadores huyeron en desbandada, perseguidos por una tempestad de flechas y piedras, mientras aturdían la noche los tambores de la guerra, los alaridos y las maldiciones.

Estos heridos, estos mutilados, estos moribundos que Cortés está contando ahora, se salvaron pasando encima de los cadáveres que sirvieron de puente: cruzaron a la otra orilla pisando caballos que se habían resbalado y hundido y soldados muertos a flechazos y pedradas o ahogados por el peso de las talegas llenas de oro que no se resignaban a dejar.

Texto de Eduardo Galeano (Memorias del fuego).


Foto de la wiki.

Con los pobres de la tierra quiero yo mi suerte echar


Álvaro Herraiz comparte en flickr, estas fotos de un tapiz cubano de José Martí. Aquello de "Con los pobres de la tierra quiero yo mi suerte echar", ha sido siempre para mi un llamado... una vocación... Quise compartirlo con ustedes...


Yo soy un hombre sincero
De donde crece la palma
y antes de morirme quiero
echar mis versos del alma

------------------------------------

Con los pobres de la tierra
Quiero yo mi suerte echar:
el arroyo de la sierra
me complace mas que el mar


José Martí


Tonantsin Renace


Ehoyer comparte esta foto del mural de Colette Crutcher, Tonantsin Renace, que se encuentra en 16th St. cerca de Sanchez, en San Francisco, California.

La wiki nos explica que Tonantzin fue una diosa madre lunar, en la mitología azteca. Como Tlaltecuhtli, a menudo se le describe como una rana que se tragó un cuchillo de piedra.

La Basilica of Guadalupe, el edificio religioso más importante del México moderno, fue construido sobre la pirámide azteca de Tonantzin. Algunos antropólogos sostienen, que Nuestra Señora de Guadalupe, es una forma cristianizada de Tonantzin.




Buscar los espacios adecuados para la participación


16. Pero no basta con valorar positivamente la participación en abstracto, no basta con estar dispuestos a gobernar con el pueblo, a que el pueblo asuma el poder. Esto puede quedarse en meras palabras si no se crean los espacios adecuados para que puedan darse lo más plenamente posible los procesos participativos, tanto en los lugares donde las personas habitan como en los lugares donde las personas trabajan o estudian.

17. Sólo si se crea un sistema social basado en la autogestión de los trabajadores en sus centros de trabajo y en las comunidades donde habitan, el estado dejará de ser un instrumento por encima del pueblo al servicio de unas elites, para transformarse en un estado conformado por las mejores mujeres y hombres del pueblo trabajador.

18. Por eso es tan importante la iniciativa del gobierno bolivariano de crear los consejos comunales. Y urge avanzar en la creación de espacios de participación en los centros de trabajo, teniendo claro que la plena participación de los trabajadores sólo se logrará allí donde exista la propiedad social .La idea de crear consejos de trabajadores y consejos estudiantiles va en este sentido.


Fragmento de una ponencia de Marta Harnecker en el foro “La construcción del estado socialista desde la base del poder popular” organizado por la Dirección General de Investigación y Desarrollo Legislativo de la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, el 25 de junio 2007 .

Donde quiera que estés



Los psicoanalistas antes... Cierta amiga hace unos días me preguntaban por qué, en cierto momento, idealicé hasta cierto punto a cierta mujer...

Y no encontraba palabras...

Ahora leo a cierto Manuel, que escribe a cierta cofradía...

Me quedo con la idea de que el terruño como patria, como privilegio de haber nacido en algún lugar (asunto que no es responsabilidad de uno) es un accidente, pero la patria como un territorio de afectos blandos es una bendición; de tal manera que una mujer puede ser mi patria entera si ella, como diría Borges, “es la mitología privada que hace del universo una alusión a la única persona indudable”.

Manuel entonces sugiere escuchar Donde quiera que estés, de Joan Manuel Serrat...

Manuel, Borges, Serrat... Que puedo decir yo...

Lo menos que pude hacer, fue buscarla en Youtube y compartir aquí esta interpretación en Buenos Aires, en la gira Sombras de la China, de 1.999.





DONDE QUIERA QUE ESTES

(Joan Manuel Serrat)

Donde quiera que estés,
te gustará saber
que por flaca que fuese la vereda
no malvendí tu pañuelo de seda
por un trozo de pan

y que jamás,
por más cansado que
estuviese, abandoné
tu recuerdo a la orilla del camino

y por fría que fuera mi noche triste,
no eché al fuego ni uno solo
de los besos que me diste.

Por tí brilló mi sol un día
y cuando pienso en tí brilla de nuevo
sin que lo empañe la melancolía
de los fugaces amores eternos.

Donde quiera que estés,
te gustará saber
que te pude olvidar y no he querido,

y por fría que sea mi noche triste
no echo al fuego ni uno solo
de los besos que me diste.

Donde quiera que estés...
si te acuerdas de mí.

Revolución es...



Revolución es:
no mentir jamás, ni violar pricipios éticos...


Paseando por el mural del grupo Flickr de la República Española, me tropecé con esta foto de Álvaro Herraiz, que entiendo está tomada en Cuba, y quise compartirla con ustedes....

viernes, 24 de agosto de 2007

INSTRUCCIONES PARA TENER ÉXITO (ezln)



Decida escribir un libro. Junte varios recuerdos (mínimo 16). Escriba un largo prólogo y, en las pocas páginas que queden, amontone los recuerdos. El índice no es necesario. Después cruce a nado el Atlántico y conquiste Europa. El libro se venderá como pan caliente.

Texto del EZLN.


Marie Laforet

Foto publicada por Brain Damage.

A veces uno llega tarde a la vida... Gracias al blog de Alejandra, descubro este video de Marie Laforet, cantante y actriz francesa. Nos cuenta la wiki, que sus canciones ofrecían una alternativa más madura, poética y suave que las canciones de corte yé-yé que ocupaban las listas francesas de su época, por allá por los 60 y 70, (ups... esa también fue mi época....). Dice también que sus melodías parecían estar más inspiradas en el folklor de sudamérica y de europa del este que en el pop contemporáneo de los Estados Unidos y la Gran Bretaña.

Y esta interpretación de "Le tengo rabia al silencio" de Atahualpa Yupanki es un excelente ejemplo...




LE TENGO RABIA AL SILENCIO

Le tengo rabia al silencio
por lo mucho que perdí
que no se quede callado
quien quiera vivir feliz

Un día monté a caballo
y en la selva me metí
y sentí que un gran silencio
crecía dentro de mí

Hay silencio en mi guitarra
cuando canto el yaraví
y lo mejor de mi canto
se queda dentro de mí

Cuando el amor me hizo señas
todo entero me encendí
y a fuerza de ser callado
callado me consumí

Le tengo rabia al silencio
por lo mucho que perdí
que no se quede callado
quien quiera vivir feliz


Alejandra se inspiró anoche en Youtube. Subió un montón de videos extraordinarios en su blog... Iré compartiendo algunos por aquí...

martes, 21 de agosto de 2007

Ponte en pie


Foto de una pintura maya sobre un vaso de ceramica.



Me encanta el Blog de María González... La conocí en el mundo de los haiku... Está colocando últimamente muchas imágenes y poesías prehispánicas... Me encantan y quise compartir una de muestra... Y me encanta el cacao... ;-)


Ponte en pie

Ponte en pie, percute tu atabal:
dése a conocer la amistad.

Tomados sean sus corazones:

solamente aquì tal vez tenemos prestados
nuestros cañutos de tabaco,
nuestras flores.

Ponte en pie, amigo mío,

toma tus flores junto al atabal.


Huya tu amargura:
órnate con ellas:
han venido a ser enhiestas las flores,

se están repartiendo
las flores de oro preciosas.

Bellamente canta aquí
el ave azul, el quetzal, el zorzal:
preside el canto el quechol (guacamaya):

le responden todos, sonajas y tambores.

Bebo cacao:
con ello me alegro:

mi corazón goza,
mi corazón es feliz.

Sea riguroso en la ética de la militancia

Foto de Azure.

La izquierda actúa por principios. La derecha, por intereses. Un militante de izquierda puede perder todo -la libertad, el trabajo, la vida…- menos la moral. Sin moral, desmoraliza la causa que defiende y encarna, y presta un inestimable servicio a la derecha.

Hay tipos amarillos disfrazados de militantes de izquierda. Es el sujeto que se compromete teniendo en vista sobre todo su ascenso hacia el poder. En nombre de una causa colectiva, busca en realidad su interés personal.

El verdadero militante -como Jesús, Gandhi, Che Guevara- es un servidor, dispuesto a dar la propia vida para que otros tengan vida. No se siente humillado por no estar en el poder, ni orgulloso por estarlo. El no se confunde a sí mismo con la función que ocupa.




Gobernar con la gente para que la gente llegue a gobernarse a sí misma

12. Pero para lograr ese autogobierno del pueblo es necesaria una etapa de transición en que en que los alcaldes, los equipos de participación de las alcaldías, los facilitadores, gobiernen con la gente, para que tanto la gente como ellos aprendan a gobernar.

13. Creo que uno de los errores de la Ley de los consejos comunales fue haber eliminado los equipos promotores externos.

14. La participación no se decreta desde arriba, ni nace de un día para otro. Se requiere de un largo proceso Y ese proceso podrá ser más breve si la gente recibe un apoyo externo.

15. Apoyo que no suplanta, sino facilita, que descubre las potencialidades de la gente y las encamina, ahorrando el proceso de aprendizaje por ensayo y error.



Fragmento de una ponencia de Marta Harnecker en el foro “La construcción del estado socialista desde la base del poder popular” organizado por la Dirección General de Investigación y Desarrollo Legislativo de la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, el 25 de junio 2007 .

lunes, 20 de agosto de 2007

bombs and stripes (la democracia USA-americana)


Foto tomada por frobaby en el Museo 'Spriders Web' de Hezbollah, en Beirut, Libano. El museo conmemora la guerra reciente...

INSTRUCCIONES PARA TENERSE LASTIMA (ezln)



Pobrecitos de nosotros, tan pequeños y con toda la revolución por hacer.

Texto del EZLN.

domingo, 19 de agosto de 2007

8 de noviembre de 1519:Tenochtitlán, la capital de los aztecas.


Mudos de hermosura, los conquistadores cabalgan por la calzada. Tenochtitlán parece arrancada de las páginas de Amadís, cosas nunca oídas, ni vistas, ni aún soñadas… El sol se alza tras los volcanes, calles, acequias, templos de altas torres, se despliega y fulgura. Una multitud sale a recibir a los invasores, en silencio y sin prisa, mientras infinitas canoas abren surcos en las aguas de cobalto.

Moctezuma llega en litera, sentado en suave piel de jaguar, bajo palio de oro, perlas y plumas verdes. Los señores del reino van barriendo el suelo que pisará.

Él da la bienvenida al dios Quetzalcóatl:

—Has venido a sentarte en tu trono le dice. Has venido entre nubes, entre nieblas. No te veo en sueños, no estoy soñando. A tu tierra has llegado…

Los que acompañan a Quetzalcóatl reciben guirnaldas de magnolias, rosas y girasoles, collares de flores en los cuellos, en los brazos, en los pechos: la flor del escudo y la flor del corazón, la flor del buen aroma y la muy amarilla.

Quetzalcóatl nació en Extremadura y desembarcó en tierras de América con un hatillo de ropa al hombro y un par de monedas en la bolsa. Tenía diecinueve años cuando pisó las piedras del muelle de Santo Domingo y preguntó: ¿Dónde está el oro? Ahora ha cumplido treinta y cuatro y es capitán de gran ventura. Viste armadura de hierro negro y conduce un ejército de jinetes, lanceros, ballesteros, escopeteros y perros feroces. Ha prometido a sus soldados: Yo os haré, en muy breve tiempo, los más ricos hombres de cuantos jamás han pasado a las Indias.

El emperador Moctezuma, que abre las puertas de Tenochtitlán, acabará pronto. De aquí a poco será llamado mujer de los españoles y morirá por las pedradas de su gente. El joven Cuauhtémoc ocupará su sitio. Él peleará.

Texto de Eduardo Galeano (Memorias del fuego).


Foto de chuchogm.

Baraka (El Último Paraíso)


"Baraka" es una antigua palabra sufí que puede traducirse simplemente como "bendición", "aliento" o "esencia de vida". Éste es el nombre que le fue dado a un documental de 1.992, en el que la historia se desarrolla sin diálogos ni comentarios, evocando emociones desde imágenes y sonidos, que exponen lo maravilloso del planeta tierra y la destrucción que estamos cometiendo
en él.

Le entiendo a la wiki, que es dirigida por Ron Fricke, recuerda el documental Koyaanisqatsi, primero de la trilogía Qatsi de Godfrey Reggio. Flicke, realizador de Koyaanisqatsi, también toma en Baraka's escenas con paisajes, templos, ceremonias y rituales religiosos, campos de concentración, y el tráfago de las ciudades. Jugando con el tiempo de la filmación, en cámara lenta, o acelerando la imágen, busca capturar el pulso de la humanidad.

La película se rodó en 24 paises: Argentina, Australia, Brasil, Camboya, China, Ecuador, Egipto, Francia, Hong Kong, India, Indonesia, Iran, Israel, Italia, Japón, Kenia, Kuwait, Nepal, Polonia, Arabia Saudita, Tanzania, Tailandia, Turquía, y USA.

Cuenta también la wiki, que una secuela de Baraka, llamada Samsara, está actualmente en producción y que se estrenará pronto... Habrá que estar pendientes...



De nuevo me toca agradecer a Alejandra que haya compartido la película en su blog.





O probar por aquí:

CUAUHTEMOC


ULTIMO MENSAJE DE CUAUHTEMOC A SU IMPERIO
EL DIA 12 DE AGOSTO DE 1521 DIA 1 SERPIENTE
DONDE DA UNA ORDEN Y UNA PROFESIA
DONDE EL QUITO SOL MURIO PERO REGRESARA EN FECHAS DEL 6to SOL
QUE SE ENCUENTRA PROXIMO.

Nuestro sol se ocultó
Nuestro sol desapareció su rostro
Y en completa oscuridad nos ha dejado

Pero sabemos que otra vez volverá
Que otra vez saldrá
Y nuevamente nos alumbrará

Pero mientras allá esté y la mansión del silencio permanezca
Muy prontamente reunámonos y estrechémonos

Y en el centro de nuestro ser ocultemos
Todo lo que nuestro corazón ama
Y que sabemos que es gran tesoro

Destruyamos nuestros recintos al principio creador
Nuestras escuelas nuestros campos de pelota
Nuestros recitos para la juventud
Nuestras casas para el canto y el juego

Que nuestros caminos queden abandonados

Y que nuestros hogares nos resguarden
Hasta cuando salga nuestro nuevo sol

Los papacitos y las mamacitas
Que nunca olviden guiar a sus jóvenes
Y hacer saber a sus hijos mientras vivan
Cuan buena ha sido
Hasta ahora nuestra amada madre tierra Anahuac
Al amparo y protección de nuestro destino por nuestro gran respeto y buen comportamiento
Confirmados por nuestros antepasados

Y que nuestros papacitos muy animosamente
Sembraron en nuestro ser
Ahora nosotros les encargamos a nuestros hijos
Que no olviden informar a sus hijos
Cuan buena será, como se levantara
Y alcanzara fuerza
Y cuan bien realizará su gran destino
Esto nuestra amada madre tierra Anahuac

La tradición oral atribuye a este poema como el ultimo mensaje del Tlahtokan (consejero de gobierno) de México Tenochtitlan
A conocer como Cuahutemoc como mandato de su ultimo acto el 12 de agosto de 1521 día Ze koatl (uno serpiente)


www.Tu.tv

Toccata and Fugue in D minor de Bach en musanim.com...

No se si es la facinación que siempre ha despertado Bach en mi, y en particular esta Toccata and Fugue in D minor... O si es mi limitación de siempre por entender, más allá de sólo disfrutar la música... y que por ser yo tan visual, este invento de la Music Animation Machine me permite apreciar la música, y esta pieza en particular, "con otros ojos"... Lo cierto es que no me canso de ver este videito de youtube una y otra vez...



Pongo también la misma Toccata and Fugue, trascrita por Leopold Stokowski y dirigida por Wolfgang Sawallischy la Philadelphia Orchestra en el Minato-Mirai Hall, de Yokohama, Japón, en Mayo de 1999.

miércoles, 15 de agosto de 2007

Boliviano no es gente...


Sin palabras... Lo encuentro en el blog Santos y Demonios...

Cerca del Amor...


Otra joya de Pedro Guerra, en su album Raíz, que Alejandra comparte con nosotros:


una vez estuvo cerca del amor
de las alas y el misterio
de gustarse en el espejo
y esa vez no supo nada del dolor
por las calles y los versos
poco a poco fue creyendo
y el mar la lluvia y los balcones oliendo a jazmín
y el libro de los besos y las flores con todo y por ti
pero dudó
otra vez estuvo cerca del amor
y las gentes y las caras
no existían ni contaban
y esa vez se hizo más fuerte y no dudó
y las horas encantadas
ni corrían ni pasaban
y el mar…
pero lloró
cuántas veces cerca
cerca del amor
casi lo tocó y lo acarició
y casi estuvo cerca
de abrazarlo y se escapo
una vez estuvo cerca del amor
si es que estuvo cerca del amor
luego fue que estuvo cerca del amor
y el futuro no pensado
se hizo enorme y hubo un árbol
y esa vez como un ángel no lloró
y el amor tomó su mano
y fue un niño y fue un anciano
y el mar…
pero temió
cuántas veces…



martes, 14 de agosto de 2007

No dar contenido social a la democracia, sino transformar la forma de la democracia misma


8. Por eso, no se trata sólo de otorgar un contenido social a la democracia, de resolver problemas sociales del pueblo: alimentación, salud, educación, etcétera, sino —como decía Alfredo Maneiro— de transformar la forma misma de la democracia creando espacios que permitan que las personas, al luchar por el cambio de las circunstancias, se vayan transformando a sí mismas.

9. No es lo mismo, decía el dirigente político venezolano que una comunidad conquiste una pasarela por lo cual se ha organizado y ha luchado, a que reciba la pasarela como un regalo del estado paternalista.

10. El paternalismo de estado es incompatible con el protagonismo popular. Conduce a transformar a la gente en mendigo.

11. Hay que pasar de la cultura del ciudadano/a que mendiga a la cultura del ciudadano/a que conquista, que toma decisiones; que ejecuta y controla; que autogestiona, que autogobierna. Hay que pasar —como dice Aristóbulo Istúriz— del gobierno para el pueblo al auto gobierno del pueblo, a que el pueblo asuma el poder.


Fragmento de una ponencia de Marta Harnecker en el foro “La construcción del estado socialista desde la base del poder popular” organizado por la Dirección General de Investigación y Desarrollo Legislativo de la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, el 25 de junio 2007 .

Vendo mi corazón...


Toufeeque nos cuenta que esta foto tomada el 11 de Agosto de 2004, en Sultan Pur, Pakistan, muestra a Iqbal Zafar de 25 años, y otros tres paquistaníes, con las cicatrices resultantes de haber vendido un riñón, como hacen muchos otros compatriotas suyos, para pagar los costos de sus matrimonios, sus deudas, construir sus casas, abusar del consumo de alcohol o drogas, o simplemente para tener la oportunidad de pasarla bien una temporada. Muchos hospitales paquistaníes tienen listas de cientos de donantes en lista de espera, por quien esté dispuesto a pagar 5.000 o 6.000 U$.

La foto sirve para ilustrar este artículo de Max Urtizberea, que comparten con nosotros la gente de Sin pelos en la lengua... No al TLC:

Hay momentos en que, sea cual fuere la actividad del cuerpo, el alma está de rodillas”. Víctor Hugo

¿No puede alimentar a sus hijos? Trabaje.

¿No consigue trabajo, o está imposibilitado para trabajar, o no puede trabajar porque tiene niños a su cargo? Venda su casa.

¿No tiene casa propia? Venda su coche.

¿No tiene coche? Pida plata prestada a un banco.

¿Ningún banco le da plata porque usted es pobre? Pida plata a su familia.

¿Su familia es tan pobre como usted? No proteste, no se subleve, no ponga en tela de juicio el sistema que nos rige, arréglese.

Usted tiene un cuerpo.

Alquile su vientre.

¿Se da cuenta de que el mundo no es tan malo, que siempre da posibilidades?

Y no se agotan en su vientre las posibilidades.

Entre en algún sitio de Internet donde pueda ofrecer sus córneas, un pulmón, un riñón, el hígado.

No se estremezca si encuentra allí que un empleado que vive en La Rioja puso en venta sus órganos para afrontar los gastos que demanda el tratamiento de cáncer que padece su esposa, con la que tiene dos hijos chiquitos; o que una chica peruana de dieciséis años ofrece su riñón por setenta mil dólares, porque su familia se está muriendo de hambre, o que varias personas ofrecen subastar todos sus órganos menos el corazón.

Usted también tiene un cuerpo.

Piense que tener un cuerpo es como tener una empresa.

Alquílelo o véndalo por partes.

Empéñelo.

Subástelo.

Todo indicaría que es el negocio del futuro.

El mundo, amablemente, desinteresadamente, les está dejando servido a los pobres este flamante negocio.

De seguir así, habrá mucha gente a la que pronto no le quedará otra cosa que dedicarse a estas operaciones bursátiles de alquiler de sus vientres y venta de sus órganos.

No se puede quejar, no critique al sistema ni a sus dirigentes por la vida que le ha tocado en suerte, usted tiene en su propio cuerpo su salida laboral, puede sacarle provecho.

Arréglese.

¿Usted no tiene nada, nunca tuvo nada, tuvo un poco y ya no lo tiene, pertenece a una clase a la que siglo tras siglo la han despojado de todo?

Despójese ahora de su cuerpo.

Parte por parte.

O, de lo contrario, corte por lo sano: ofrézcase para inmolarse de cuerpo entero por alguna buena causa internacional o nacional en la que se le pague por eso.

Usted tiene un cuerpo y hágalo valer: póngale un valor.

Así va a poder alimentar a sus hijos si no consigue trabajo, o está imposibilitado para trabajar, o no puede trabajar porque tiene niños a su cargo, y no tiene casa para vender, ni coche, ni banco ni familia que le preste plata.

Usted tiene un cuerpo.

Vientre, córnea, riñón, pulmón, hígado.

Arréglese.

Y ya no moleste con sus reclamos.

No sea desalmado.

Tenga corazón.

(La Nación – Buenos Aires)


Aunque en este video de Mercedes Sosa y Víctor Heredia, nos muestran cantando con Fito Páez, que hay muchas maneras de ofrecer el corazón...



(Fito Páez)


Quién dijo que todo está perdido
Yo vengo a ofrecer mi corazón
Tanta sangre que se llevo el río
Yo vengo a ofrecer mi corazón

No será tan fácil ya sé qué pasa
No será tan útil como pensaba
Como abrir el pecho, y sacar el alma
Una cuchillada de amor

Luna de los pobres siempre abierta
Yo vengo a ofrecer mi corazón
Como un documento inalterable
Yo vengo a ofrecer mi corazón

Y uniré las puntas de un mismo lazo
Y me iré tranquilo, me iré despacio
Y te daré todo, y me darás algo
Algo que me alivie un poco más

Cuando no haya nadie cerca o lejos
Yo vengo a ofrecer mi corazón
Cuando los satélites no alcancen
Yo vengo a ofrecer mi corazón

Y hablo de países y de esperanzas
Y hablo por la vida, hablo por la nada
Y hablo de cambiar esta nuestra casa
De cambiarla por cambiar nomás

Quién dijo que todo está perdido
Yo vengo a ofrecer mi corazón


lunes, 13 de agosto de 2007

Conciencia...

PARE de financiar la guerra...




Guerra sin fin / Termina esta guerra...


Me encuentro este par de fotos de
smata2 que demuestran que hay estrategias simples y al alcance de todos, para ir generando creativamente conciencia, de que un mundo más humano es posible...

Quise compartiro....

domingo, 12 de agosto de 2007

INSTRUCCIONES PARA HACER UNA CANCIÓN (ezln)


Inicialmente no es forzoso saber las notas, las rimas y ritmos. Basta con empezar a tararear alguna vieja tonada que recuerde. Repítala hasta que nada tenga que ver con la original. La letra es lo de menos, porque poemas sobran. Pero, por las dudas, cuide que nadie lo escuche... críticos también sobran...

Texto del EZLN.

12 de octubre de 1492: Guanahaní



Colón cae de rodillas, llora, besa el suelo. Avanza, tambaleándose porque lleva más de un mes durmiendo poco o nada, y a golpes de espada derriba unos ramajes.

Después, alza el estandarte. Hincado, ojos al cielo, pronuncia tres veces los nombres de Isabel y Fernando. A su lado, el escribano Rodrigo de Escobedo, hombre de letra lenta, levanta el acta.

Todo pertenece, desde hoy, a esos reyes lejanos: el mar de corales, las arenas, las rocas verdísimas de musgo, los bosques, los papagayos y estos hombres de piel de laurel que no conocen todavía la ropa, la culpa ni el dinero y que contemplan, aturdidos, la escena.

Luis de Torres traduce al hebreo las preguntas de Cristóbal Colón:

—¿Conocéis vosotros el Reino del Gran Kahn? ¿De dónde viene el oro que lleváis colgado de las narices y las orejas?

Los hombres desnudos lo miran, boquiabiertos, y el intérprete prueba suerte con el idioma caldeo, que algo conoce:

—¿Oro? ¿Templos? ¿Palacios? ¿Rey de reyes? ¿Oro?

Y luego intenta la lengua arábiga, lo poco que sabe:

—¿Japón? ¿China? ¿Oro?

El intérprete se disculpa ante Colón en la lengua de Castilla.

Colón maldice en genovés, y arroja al suelo sus cartas credenciales, escritas en latín y dirigidas al Gran Kahn. Los hombres desnudos asisten a la cólera del forastero de pelo rojo y piel cruda, que viste capa de terciopelo y ropas de mucho lucimiento.

Pronto se correrá la voz por las islas:

—¡Vengan a ver a los hombres que llegaron del cielo! ¡Tráiganles de comer y de beber!


Texto de Eduardo Galeano (Memorias del fuego).



Foto de tp.


Banco de la Provincia de Buenos Aires


Fanny me manda un correo, con el video en Youtube, de un comercial del
Banco de la Provincia de Buenos Aires, un banco Argentino.

Se pregunta, si sera posible un aviso publicitario así en Venezuela.

Pienso que hay que ir abriendo espacios de respeto por las opciones de otros, aunque no las compartamos...