viernes, 22 de junio de 2007

Volviendo la mirada a África...


Nos hemos olvidado de África...

La atención se centra en la dinámica geopolítica latinoamericana, los conflictos en el cercano y mediano oriente... y nos olvidamos de los pueblos de África...

En la navidad de 1.988, tuve la oportunidad de estar por unos pocos días compartiendo con una comunidad religiosa en un rincón de Guinea Ecuatorial, un pequeñísimo país del occidente subsahariano, el único de habla hispana en esa región. Hoy, a través del blog Lápices para la paz, me encuentro con esta foto de Salgado, y con un enlace a otro blog, Un corazón por Guinea, que apoya una iniciativa de solidaridad con ese pueblo.

Leo en este blog, que mil millones de personas en el mundo, viven... o sobreviven todavía, con menos de un dolar al día según datos del Banco Mundial. Y aunque la pobreza se redujo un 21 % entre 1990 y el 2004, África sigue siendo el continente más pobre. La mejora de la economía china mejora las cifras de la zona asiática.

Señalan que un 8,6 % de los latinoamericanos viven en la pobreza extrema, frente al 9 % del este asiático o el 41,1 % del África subsahariana.

La región de Oriente Medio y el Norte de África ha avanzado mucho en educación: casi el 90 % de sus niños finalizan la educación primaria, aunque hay diferencias por cuestión de género, pues sólo el 77 % de las mujeres entre 15 y 24 años estaban alfabetizadas en el 2006, comparado con el 89 %de los hombres. El Sur de Asia tiene las menores tasas de alfabetización femenina del mundo en desarrollo y depende más de la agricultura que cualquier otra región.

Por otra parte, en el África Sub-Sahariana la esperanza de vida ha caído desde los 49 a los 47 años desde 1990, debido a la alta tasa de mortalidad infantil y a la incidencia del sida.

Leo en aporrea, que mientras las potencias europeas y USA, conocedoras de las riquezas naturales de África, han afinando diplomacias de penetración en el continente mediante sus transnacionales; y mientras que para Cuba, con su activa, coherente y solidaria presencia de cooperación mutua; que el Brasil de Lula que ha incrementado su dinamismo con África habiendo Lula ha visitado en cinco oportunidades a ese continente; y mientras que China comunista ha dado grandes pasos en sus intercambios con África; para Venezuela esos países de África no habían sido considerados como política de Estado.

Ahora, la Venezuela Bolivariana realiza exitosos esfuerzos por revertir la situación, cimentando las bases de una nueva relación de hermandad con el continente. La madre África, es el Sur.

Recientemente, Venezuela se ha convertido en el primer país de América Latina en donar fondos para proyectos en el continente africano, a través de el financiamiento de dos proyectos que beneficiarán a las comunidades de Burkina Faso y Malí, bajo la modalidad del programa cooperación FAO/Gobiernos, dentro de los Programas de Nacionales para la Seguridad Alimentaria (PNSA), en un mundo en el que todavía 854 millones de personas siguen padeciendo hambre y desnutrición, siendo el continente africano el más afectado.

Ya era hora de que Venezuela diese una mano al continente madre, del que proviene parte de nuestra sangre, y del que nos habíamos olvidado...

Aún mantengo contacto con esta comunidad religiosa de Ebebiyín, en el último rincón de Guinea Ecuatorial, en donde se encuentra su frontera con Gabón y Camerún. ¿A alguno se le ocurre alguna manera de construir alguna propuesta de solidaridad con ese pueblo, así sea de manera simbólica?




Las segunda y tercera fotos también las tomo de Lápices para la Paz. Esta última es de Hernán Zin.

2 comentarios:

Fer dijo...

Gracias por compartir este post, algo ya había visto en lo de Hernán y en Lápices... las fotos son hermosas y al mismo tiempo tremendas...
un beso!

Alicia dijo...

Las fotos....qué seriamos sin ellas? Salgado,Zin..Gervasio...un saludo desde Lápices.