sábado, 7 de julio de 2007

Memoria del saqueo... (Capítulo Argentina)


Memoria del saqueo es un documental de Fernando Solanas, del año 2004.

Narra cómo mediante el Fondo Monetario Internacional, y el Banco Mundial, con los gobiernos corruptos y neoliberales de Argentina, los intereses de las corporaciones trasnacionales saquearon ese país, sumergiendo a su pueblo en la miseria, y causando un genocidio social.

En su reseña, Eduardo Casais, señala cómo este documental devela, que mientras los medios de comunicación proclamaban en todo el mundo que Argentina, con sus políticas liberales se había convertido en la economía más próspera del mundo, el país era conducido a la ruina al venderse las empresas públicas a corporaciones trasnacionales a precios irrisorios, los recursos producidos por esas privatizaciones se desviaban a cuentas particulares de políticos corruptos, la "flexibilización" de la legislación laboral despojaban de sus derechos sociales a los trabajadores, los pobladores de un país que tradicionalmente había exportado alimento a todo el mundo se sumergió en la malnutrición, millones de argentinos perdieron su empleo y quedaron en la miseria, y todos sus ahorros desaparecieron en un colapso bancario.



Allí está sólo la primera parte del documental. La segunda está aquí. Cada una dura casi una hora.

Expresa Fernando Solanas, el director del documental, que buscando beneficios extraordinarios, nos han impuesto planes neoracistas... "que suprimían derechos sociales adquiridos y condenaron a muerte por desnutrición, vejez prematura o enfermedades curables, a millones de personas"... Estos son ..."crímenes de lesa humanidad en tiempos de paz."

Con Memoria del Saqueo, Solanas quiso contribuir al debate que en Argentina y el mundo se está desarrollando con la certeza que frente a la globalización deshumanizada, “otro mundo es posible”.

Yo pienso que este es sólo el "Capítulo Argentina" de una historia que se intentó imponer en cada uno de los paises de América Latina, con mayor o menor éxito, según la capacidad de lucha y resistencia de nuestros pueblos y nuestras organizaciones sociales. Es una historia de luchas que no se ha acabado. Que continua hoy en día, con el intento de imponer los llamados "tratados de libre comercio", con los intentos de comprar a nuestros gobiernos corruptos, o con los intentos de desestabilizar a los gobiernos que no se quieren plegar a los intereses económicos de las corporaciones trasnacionales que instrumentan la geopolítica del gobierno norteamericano y sus aliados.

¿Has pensado cómo se está dando esa lucha hoy en tu país? ¿Compartes con nosotros tus reflexiones con un comentario?

De nuevo, sigo en deuda con Alejandra, que compartió el video en su blog. Allí comparte otro sobre las corporaciones... ¡Son tres partes de una hora cada una!!!

Si me da chance de verlos, los coloco acá y los comento.. ;-)


4 comentarios:

Tux dijo...

Memoria del Saqueo, no es solo un buen documental, sino que además es una muestra de lo que el modelo neoliberal le hizo a mi país. Además si toman nota queda bien claro los dos países que contiene Argentina. Por un lado la Capital Federal enorme, moderna y "europea" y el norte (noroeste) totalmente olvidado.
Muchas cosas están cambiando en Argentina, de hecho esta película fue utilizada en varios colegios secundarios para discutir lo que atravesamos en los 90.
En ese sentido es bueno saber que en la web de Pino Solanas se puede conseguir material pedagógico que se puede utilizar en aula para debatir el film.
Como dato final les comento que Memoria del Saqueo es parte de una trilogía que se completa con La Dignidad de los Nadies (sobre el movimiento piquetero y otras organizaciones sociales) y La Argentina Latente (que se está estrenando por fuera del circuito comercial)

Solo-en-la-Acera dijo...

¡Gracias Tux!

La dignidad de los nadies también está en google videos completa... Argentina latente aún no está...

Jeee... Tengo sueño... Pero ya estoy viendo la primera... ;-)

Tux dijo...

Cada vez que veo la foto con la que iustrás el post me acuerdo de otras imágenes de cuando era chico. Por mi edad tuve la oportunidad de vivir siendo un niño la transición de la dictadura de Lannuse, pasando por el breve gobierno de Cámpora, hasta la llegada de Perón a su tercera y última presidencia.
Cabe aclarar que todo esto lo viví en Tucumán una de las provincias más peronistas del país y en el seno de una familia absolutamente antiperonista.

Todavía tengo frescas en la memoria, vaya uno a saber porqué, las imágenes televisivas (blanco y negro por supuesto) de decenas de actos encabezadas por las nuevas autoridades, muchas de las cuales tenían la fuerte presencia de los niños. Algunos de los hechos que los noticieros registraban eran entregas de útiles, otros inauguraciones de escuelas, también había creo recordar un reparto de juguetes en los hospitales para el Día del Niño y cosas así.

Lo que me llamaba la atención es que en todos esos momentos los niños sonreían y se amontonaban frente a la lente de la cámara, empujándose y saludando con los dedos en V. Creo que sin dudas en su inocencia -y en la mía- todos repetíamos ese gesto que recorría las calles, las manifestaciones y miles de paredes del país. La sonrisa de los chicos era real, no era fingida, era clara, no era ácida. Y con sus manos hacían un gesto que representaba la esperanza para millones.

Cuando el golpe del 76 llegó rápidamente me di cuenta que en el noticiero los actos se repetían, de nuevo había inauguraciones de escuelas, entregas de juguetes y útiles escolares, pero esta vez los que entregaban casi no sonreían y vestían uniformes militares de fajina (estábamos en pleno Operativo Independencia). Los chicos seguían sonriendo, pero había más "disciplina" y hasta en los gestos más pequeños se traslucía la represión, casi nadie se empujaba frente a la cámara y nadie nunca volvió a hacer la V de la victoria en la tele de mi provincia, por lo menos por unos años.

Ya de grande tuve la oportunidad de ver la película de Pino Solanas y otra vez en Tucumán los chicos se apretujaban por saludar a la cámara, esta vez el escenario era un basural enorme donde buscaban algo de comer. Como una metáfora efectista de la vida y de los 90 los niños seguían sonriendo pero ahora sus dedos dibujaban el fuck you y nos transmitían un mensaje distinto, totalmente diferente al que llenaba la pantalla del noticiero (apenas...) 20 años atrás.

Solo-en-la-Acera dijo...

Nos toca construirles un mundo en el q valga la pena vivir, Tux...

Algo podremos aportarles... Si cada uno hace un pequeño aporte, es posible...