sábado, 7 de julio de 2007

Pero el rostro de vos, mira a otra parte...

Caro, con la ayuda de Fe, aprendió a colgar videos en su blog... ;-)

Y eso empieza a ponerse muy bueno, pues empieza por compartir una joya... Un fragmento de “El lado oscuro del corazón” en el que aparece un poema de Benedetti...

Lo quise compartir con ustedes...



Rostros de vos
De "Poemas de Otros"

Tengo una soledad
tan concurrida
tan llena de nostalgias
y de rostros de vos
de adioses hace tiempo
y besos bienvenidos
de primeras de cambio
y de ultimo vagón
tengo una soledad
tan concurrida
que puedo organizarla
como una procesión
por colores
tamaños
y promesas
por época
por tacto
y por sabor
sin un temblor de más
me abrazo a tus ausencias
que asisten y me asisten
con mi rostro de vos
estoy lleno de sombras
de noches y deseos
de risas y de alguna
maldición
mis huéspedes concurren
concurren como sueños
con sus rencores nuevos
su falta de candor
yo les pongo una escoba
tras la puerta
porque quiero estar solo
con mi rostro de vos
pero el rostro de vos
mira a otra parte
con sus ojos de amor
que ya no aman
como víveres
que buscan a su hambre
miran y miran
y apagan mi jornada
las paredes se van
queda la noche
las nostalgias se van
no queda nada
ya mi rostro de vos
cierra los ojos
y es una soledad
tan desolada.

Mario Benedetti


5 comentarios:

Fer dijo...

je... esas somos nosotras hermanitis ;)

Está bueno el videito es verdad Pedrito... Muy bueno...

Solo-en-la-Acera dijo...

Desde siempre, muchos poemas de Benedetti, me tocan mucho...

Pero de uno años para acá, desde que habito una ausencia que me puebla... este me desgarra...

Solo-en-la-Acera dijo...

*unos...

Caro dijo...

Hubiese estado bueno que me dejes un comentario en mi blog si tanto te gustó ....¿no?... jajajaj no importa Pedri, se que vos sos así y listo. Me alegra que te haya gustado y la verdad y entre nos, te digo que no hace falta habitar la ausencia para tener una soledad tan concurrida....te lo dice alguien que tiene por amiga auna extraña soledad...

Solo-en-la-Acera dijo...

Tenés razón, te debo unos cuantos comentarios... ;-)

Por otra parte, a pesar de que trabajo y vivo rodeado de gente, y de gente q me quiere, y que siempre está, hay una ausencia q se me impuso no como opción, sino como hecho... y no logro ni aceptarla, ni escapar de ella...

En ella habito, coloreando todo lo que me rodea, sin poder evitarlo... y ella concurre fatalmente a mi interioridad, día tras día, hora tras hora, casi que minuto a minuto... me puebla por dentro...