martes, 16 de enero de 2007

Ausencia. (Liuba Maria Hevia en directo)

AUSENCIA.

Hay ausencias
que son como el olvido
que empolvan madrugadas y semillas
que se fueron perdidas a esos mares
donde nunca podrán hallar la orilla.

Hay ausencias que rozan con el alba
mariposas celosas del espacio
austeras prisioneras de las flores
que te ponen su miel para los labios.

Ausencia remoto fantasma
que violas las puertas que cantas
que gritas al cielo esa voz
que has llevado contigo
que escribes tú la canción que falta
que siempre nos recuerdas la distancia.

Hay ausencias
gaviotas que te salvan
que desdeñan fronteras y estaciones
que rondan las paredes, las palabras
dibujando la fe con sus creyones.

Hay ausencias
que te hablan de un mañana
que se tornan de todos los colores
que te ponen el mundo en la ventana
y de esperanza llenas los balcones.

7 comentarios:

María Fernanda dijo...

Pedro, que hermosa canción, nunca la había oido y la verdad tiene una sensibilidad increible, confieso que tuve que distraerme un poco al escucharla de miedo de ponerme a llorar y no poder parar, jejeje

saludos

Miguel dijo...

María Fernanda, si visitas http://www.liubamariahevia.com podrás leer más textos de canciones de Liuba. Esta canción en concreto, Ausencia, la canta con Silvio Rodríguez, y de verdad que fascina. Te trascribo otra, también de amores y ausencias que se difuminan vencidos por el tiempo:

Estarás tan lejos de esta calle
que nos conoce, que ya se sabe
tu sombra y mi canción.
Volarás a un tiempo que se impone
dejando trampas en los rincones,
dejándome tu olor.

Vendrá la urgencia de saber andar
sin esa otra mitad que se nos muere
y alguna que otra carta llegará
ratificando un tiempo que no vuelve.

Y todas mis canciones envejeciendo
serán el viento que te dibujará
y veremos la historia
tras la ventana de la memoria
toda una eternidad.

Has nacido en medio del naufragio
y aquí has crecido para encontrarte,
para anclarte en mi voz.

Los que no se arriesguen al delirio
de los amores, pobres mortales,
jamás se encontrarán.

Vendrán las deudas con la libertad
vendrá a modificarnos la cordura
con la certeza de saber andar
llevando a cada espacio la ternura.

Y todas mis canciones envejeciendo
serán el viento que te acompañará
y veremos la historia
tras la ventana de la memoria
toda una eternidad.

Liuba María Hevia
Tan lejos
CD Del verso a la mar

María Fernanda dijo...

Gracias Miguel por el dato y por la canción, también es muy hermosa, pero la verdad en este momento me resulta bastante por no decir demasiado triste...

saludos

Solo-en-la-Acera dijo...

La tristeza... en lo súltimos años, ha sido mi signo... Gracias, Miguel y Fe, por acompañarme acá...

PyB...

Miguel dijo...

Entonces, algo para animarse:

Vamos a buscar la nube
que traiga un buen aguacero
que la lluvia es buena para mojar,
para mojar los anhelos.

Cuando el día se te ponga oscuro,
cuando la fe este de viaje
vuela con la infancia que te escondes
no te hace falta equipaje.

Si la soledad está de turno,
si nadie toca a tu puerta
deja que esta lluvia te visite
y te convide a su fiesta.

Si pasaron los mejores tiempos
y ni un amigo ha venido
brinda con tu sombra por aquellos
que nunca te han merecido.

Llénate de sueños los bolsillos
sin deudas y sin rencores
bébete la sed de mi estribillo
ven a mojar los temores.

Vamos a buscar la nube
que traiga un buen aguacero
que la lluvia es buena para mojar
para mojar los anhelos.

Liuba María Hevia
El aguacero

Solo-en-la-Acera dijo...

;-)

María Fernanda dijo...

Que bueno Miguel, letras asi son como mimos al alma...

saludos para vos y para Pedro.