martes, 30 de enero de 2007

Misery At Stung Meanchey


Los opresores de ayer no se reconocen en proceso de liberación. (...) Se sentirán en la nueva situación como oprimidos, ya que si antes podían comer, vestirse, calzarse, educarse. pasear, escuchar a Beethoven, mientras millones no comían, no se calzaban, no se vestían, no estudiaban ni tampoco paseaban, y mucho menos podían escuchar a Beethoven, cualquier restricción a todo esto, en nombre del derecho de todos, les parece una profunda violencia a su derecho de vivir. Derecho que, en la situación anterior, no respetaban en los millones de personas que sufrían y morían de hambre, de dolor, de tristeza, de desesperanza.
(Freire, Pedagogía del oprimido; foto de justrollthedice)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

hola,

Soy Andreu, el de la foto de los lustradores en Jalapa. Solo decirte que vi esta imagen y se me llenaron los ojos de lágrimas...

un saludo

Solo-en-la-Acera dijo...

Gracias por el comentaro, Andreu...

Pau i Be...